Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Autoanclajes

Publicado: 27 de Marzo de 2017

Objetivo: instalar un anclaje (gesto, movimiento) que desencadene el recurso que se necesita.
Recomendación: utilizar el anclaje (detonador) cada vez que se necesite.
Este ejercicio es muy fácil de instalar en la mente y sumamente efectivo si lo utilizas con frecuencia. Simplemente se trata de estar CONSCIENTE de que tienes el recurso necesario cuando lo necesi-tas, mediante un movimiento, gesto o estímulo táctil (presión) de tu repertorio de movimientos. Un movimiento que no llama la aten-ción, pero que sirve como detonador (ANCLA) para invocar o gene-rar este recurso. Por ejemplo, tocarse la nariz, los labios, el cabello, juntar las manos, darle vuelta al anillo, el que sea. Descubre uno de estos gestos que ejecutas espontáneamente y utilízalo para detonar tu recurso.
Este ejercicio se puede realizar solo, o si se prefiere, con algún acompañante que te guíe.
Sigue estos pasos:

1) Busca tres situaciones en tu vida que hayan resultado ricas en RECURSOS. Momentos de felicidad, alegría, éxito, pleni-tud, etc. Tomate tiempo para buscarlas.
2) Ahora revívelas y selecciona una de ellas, asegurándote de que incluye algún momento cumbre de tu vida, un momento de sentimientos maravillosos y que haya sido importante o decisivo para ti.
3) Vive nuevamente esta situación reconstruyéndola. ¿Dónde estás? ¿Qué pasa a tu alrededor? ¿Qué haces? ¿Cómo te sientes? Vívela, escúchala y siéntela. Respira profundamente.
4) Una vez más representa el momento cumbre de la experien-cia y selecciona el instante más hermoso. Prolóngalo y dis-frútalo plenamente respirando con profundidad.
5) Ahora, en el momento de mayor intensidad, ANCLA la expe-riencia realizando el gesto o movimiento previsto y mantén la presión mientras experimentas la sensación, sin soltar.
6) Regresa al momento presente soltando el ANCLA.
7) Ahora comprueba si la sensación persiste al realizar el mo-vimiento o gesto. Al hacerlo, ¿te regresa la experiencia y sensación cumbre? Si no es el caso, repite el ejercicio para revisar si realmente escogiste el momento cumbre, si la experiencia no tiene algún detalle negativo para ti, y si es

haz clic para copiar mailmail copiado