Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

CAN: La estrategia para bajar de peso

Publicado: 14 de Septiembre de 2016

En muchos tipos de dieta se asume que la persona tiene la fuerza de voluntad suficiente para evitar comer alimentos poco saludables. Pero un equipo de investigadores ha identificado un método que puede ayudar a mejorar las posibilidades de tener éxito al hacer una dieta. Se le ha llamado el método CAN, porque propone que la comida debe ser (C) conveniente, (A) atractiva y (N) normal. Bajo este método, una estrategia para no comer alimentos poco saludables sería almacenarlos en el sótano.

La fuerza de voluntad no es suficiente para sostener una dieta. Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell ha demostrado que las personas tienden a comer de forma saludable si se colocan alimentos saludables a su alcance, considerando la estrategia CAN. Brian Wansik, director del Laboratorio de Alimentos y Marcas de Cornell, indica que solo entre el 5 y 10% de la población tiene la fuerza de voluntad necesaria para hacer una dieta exitosa, y destacó que en el 95% de los casos las dietas fallan.

La investigación, publicada en la revista Psychology and Marketing, indica que las personas toman más de 200 decisiones relacionadas a la comida por día, y es necesario simplificar el acceso a los alimentos saludables para ayudar a las personas a elegir y consumir aquello que les ayudará a mantener una determinada dieta.

Wansik sugiere colocar un tazón con frutas al alcance de las personas, como en la mesa central de la sala, de forma que al pasar una persona pueda tomar la fruta de su preferencia. Por el contrario, colocar las verduras en un lugar poco visible en el refrigerador sería un gran error, si lo que deseamos es mantener una dieta.

Se han hecho pruebas también con estudiantes, en los restaurantes de escuelas. Al colocar leche regular en reemplazo de la leche chocolatada, se incrementó el consumo de la opción más saludable. Al presentar la leche en la parte frontal del refrigerador de forma conveniente, en una botella atractiva y al menos en la mitad del espacio del refrigerador, para que parezca cada vez más normal, se logró incrementar el consumo de la opción más saludable. Los alumnos que fueron expuestos a este método de organizar la comida incrementaron su consumo de leche regular del 30 al 60%.

Los alimentos menos saludables deben ser almacenados en lugares de difícil acceso, para desalentar su consumo.

haz clic para copiar mailmail copiado