Carrer Falcó, 7 Piso 1ª, Puerta 4ª. 12001 Castelló de la Plana - Castelló

La importancia del cuidado de la piel

14 de Septiembre de 2016

Las personas de la tercera edad deben prestar más atención al cuidado de su piel

Los adultos mayores deben tener mayor cuidado con su piel. A medida que las personas envejecen, su piel se torna más frágil y quebradiza, se calcula que la dermis pierde hasta un 20% de su espesor, se ralentiza la renovación celular, la piel pierde efectividad como barrera y se reduce la capacidad de los receptores sensoriales.

La piel es el órgano que sirve como capa protectora contra los agentes de la naturaleza que pueden ser nocivos para nuestra salud. La piel nos proporciona protección a nivel físico, químico y biológico, pero con el paso del tiempo pierde su capacidad para proteger el organismo y se torna quebradiza y frágil; pierde pelo y se reduce el exceso de grasa, incrementándose el riesgo de lesiones.

Las lesiones en la piel pueden convertirse en puerta de entrada para muchas enfermedades e infecciones que requerirán cuidados especiales, porque la complicación de una lesión primaria puede ocasionar la muerte de la persona.

Las personas de la tercera edad, y aquellas que están al cuidado de un adulto mayor deben tener en cuenta algunas recomendaciones:
– Procurar el uso de cremas hidratantes, para mantener un buen nivel de hidratación en la piel, como mínimo una vez al día, y el el caso de personas con piel seca.
– No se recomienda el uso de aceites de baño, porque pueden bloquear el intercambio de agua con el medio ambiente.
– utilizar para el baño agua tibia y un jabón suave
– Evitar bañarse frecuentemente durante el día con agua caliente, porque el agua a altas temperaturas elimina la capa que hidrata la piel.
– Utilizar protector solar para evitar la aparición de manchas en la piel y prevenir el cáncer de piel. El protector solar se debe utilizar incluso en zonas nubladas, porque los rayos ultravioleta penetran en la piel de las personas.
– Establecer medidas que permitan minimizar la cantidad de golpes o lesiones en la piel de personas de la tercera edad.
– Procurar revisiones periodicas del estado de salud de la piel de la persona por parte de un profesional médico calificado.
– Se deben hidratar los labios, porque es una zona que frecuentemente sufre de sequedad y descamación, del mismo modo se debe procurar hidratar la zona de la nariz.
– Evitar la presencia de lesiones que pudieran generar picazón, porque al rascarse las personas se pueden causar heridas leves que podrían complicarse con el tiempo.
– Se debe evitar la exposición directa al sol, sobre todo entre las 12 y las 14 horas.
– Beber abundante agua
– Comer de forma saludable