Carrer Falcó, 7 Piso 1ª, Puerta 4ª. 12001 Castelló de la Plana - Castelló

PRINCIPIOS DE LA BIORRESONANCIA

27 de Marzo de 2017

Principios de la Biorresonancia

La técnica de la Biorresonancia parte de la evidencia científica de que nuestro cuerpo posee una capacidad propia para su autocuración que podemos estimular para retornar a un estado saludable. Este principio es compartido con la medicina biológica, natural y las medicinas integrativas por lo que podemos encuadrarla dentro de estas disciplinas. Actuamos así estimulando la energía vital del organismo, conocida en todas las grandes civilizaciones desde la antigüedad (llamada Prana en la medicina India, Chi en China, Ki en Japón).

A través de ondas electromagnéticas similares a las fisiológicas conseguimos restablecer esta capacidad autorreguladora del organismo. Por ello esta terapia mantiene también un vínculo muy estrecho con los principios de otras técnicas energéticas como la homeopatía o la acupuntura, en donde también se estimula la energía propia del cuerpo para su sanación.

El punto de partida en la enfermedad es una alteración “energética” que aparece en primer lugar y mucho antes de la alteración funcional. Al trabajar en el campo de la energía podemos llegar a diagnosticar las alteraciones antes de que aparezcan los síntomas orgánicos visibles: es decir el análisis por Biorresonancia es una muy eficaz técnica de prevención. La Biorresonancia no cura enfermedades, sino que potencia la capacidad de autocuración del paciente; como trabajamos a nivel energético es más correcto utilizar el término armonización al, potenciando esta autorregulación, actuar sobre la causa primaria de la enfermedad que es el desequilibrio energético.

En realidad la resonancia es un fenómeno que podemos explicar fácilmente mediante el ejemplo de la música, cuando hacemos sonar un diapasón (pequeña horquilla de dos puntas utilizada por los músicos para obtener, al golpearla, un sonido o tono fijo con el que se afinan los instrumentos). Al afinar un instrumento, la cuerda de la misma nota vibrará por resonancia con el diapasón. Transmisor y receptor vibran al unísono. Lo mismo sucede con otro diapasón idéntico colocado en la proximidad. Si los diapasones son distintos la vibración de uno no tendrá ningún efecto sobre otro: no se encuentran en resonancia. La Medicina Vibracional se basa específicamente en este principio. El Terapeuta utiliza frecuencias específicas para poner al paciente en sintonía con la salud, restituyendo al organismo las frecuencias concretas que se han visto mermadas o debilitadas en el proceso de enfermedad. La resonancia es común en patrones de energía emitidos por otros remedios vibracionales: Florales de Bach, elixires de gemas o gemoterapia, cromoterapia, litoreapia o cristaloterapia

El objetivo de la Biorresonancia es la búsqueda de las causas que generan los síntomas, y no la simple eliminación de éstos, realizando un análisis causal completo de los posibles orígenes de la enfermedad anterior al test sistémico: los desequilibrios metabólicos, la disbiosis intestinal, la carencia de sustancias vitales (vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos, aminoácidos), las intolerancias alimentarias, la presencia de tóxicos, parásitos o patógenos, el impacto en el organismo de contaminación electromagnética o de tipo geobiológico y un largo etc. Posteriormente se armonizan las frecuencias del individuo que se encuentren alteradas, activando así las fuerzas autorreguladoras del organismo. El enfoque es pues el del individuo en su globalidad y además el tratamiento es absolutamente individual, ya que el registro de las frecuencias alteradas de cada paciente es único