Carrer Falcó, 7 Piso 1ª, Puerta 4ª. 12001 Castelló de la Plana - Castelló

Recomiendan evitar las “dietas milagro”

11 de Septiembre de 2016

Con la llegada del verano surgen recomendaciones de dietas que pueden ser peligrosas

Con la llegada del verano las personas cuidan menos su alimentación y suelen aumentar de peso con rapidez. Luis Morán Fagúndez, Decano del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía (Codinan), explica que durante el verano las personas que dejan de cuidar su alimentación y pueden aumentar de peso entre 2 y 3 kilos, pudiendo alcanzar hasta 5 kilos. El experto recomienda que las personas cuiden de su peso durante todo el año y que no olviden mantener una dieta saludable incluso durante el verano; además resaltó que las dietas milagro, que promocionan algunos falsos expertos en nutrición, implican algunos riesgos, destacando que no se debe tener como objetivo hacer la “operación bikini”, sino cuidar de nuestra alimentación durante todo el año.

Morán advierte que se debe evitar recurrir a personas que se autodenominan expertas en alimentación, quienes suelen recomendar dietas basadas en métodos milagrosos, asociados casi siempre a la venta de pastillas, ampollas o preparaciones que deben utilizarse durante el tratamiento y obligando a las personas a desembolsas fuertes sumas de dinero.

El Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas reconoce la importancia de mantener el cuidado de una buena alimentación, por esa razón realizó una jornada de divulgación sobre alimentación en Sevilla. Los especialistas que participaron de la actividad realizaron pruebas para determinar el nivel de adherencia a la dieta mediterránea y se realizaron pruebas para determinar el Índice de Masa Corporal (IMC) de las personas. Cabe destacar que Andalucía posee una de las mayores tasas de obesidad en España (24,4%). Durante el evento los especialistas brindaron consejos para mantener una alimentación saludable durante el verano.

Morán destaca que en la región de Andalucía las personas presumen de seguir una dieta mediterránea saludable, pero esa afirmación no refleja la verdad, porque en opinión de Morán, por efecto de la globalización se han alterado los patrones de consumo en el Mediterráneo “dejando atrás frutas y legumbres y orientándose más hacia otros alimentos”.