Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Riesgos de una mala alimentación

Publicado: 14 de Septiembre de 2016

Actualmente la comida basura está remplazando cada vez más los alimentos saludables, como la fruta y la verdura. Este desequilibrio nutricional puede afectar a nuestro cuerpo creando trastornos de salud graves. Un dato importante es que España ocupa el segundo lugar de obesidad y sobrepeso infantil en la Unión Europea, y el segundo en el mundo después de los Estados Unidos.

Enfermedades causadas por una mala alimentación
Se distinguen dos tipos:

1.- El primer tipo está relacionado con la ingesta insuficiente de nutrientes. Algunas de ellas son:

Desnutrición: Producida por una ingesta insuficiente de nutrientes. Entre algunas de sus características destacan el bajo peso corporal y el retraso del crecimiento y el desarrollo psicomotor en los niños. Para prevenirlo se pueden realizar una serie de pautas: variar la alimentación, tomar conciencia sobre la importancia de la alimentación y nutrición y cuidar las condiciones de higiene.

Anemia nutricional: Producida por un bajo contenido de glóbulos rojos en la sangre. Produce decaimiento, irritabilidad, y cansancio. Para prevenirlo se pueden realizar una serie de pautas: ingiriendo tres o cuatro veces por semana pollo, pescado etc. Combinando alimentos ricos en hierro vegetal con alimentos ricos en vitamina C, y evitando alimentos que disminuyan la absorción de hierro vegetal.

Osteoporosis: Enfermedad en la que los huesos se hacen más frágiles y tendentes a las fracturas. Para evitarla es recomendable: ingerir alimentos ricos en calcio, beber poco café y alcohol, así como incrementar la actividad física.

2.- El segundo tipo hace referencia a las enfermedades relacionadas con una ingesta excesiva de nutrientes: obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Obesidad: Enfermedad provocada por la excesiva cantidad de grasa corporal. Algunos consejos para prevenirla: ingerir un alto contenido de frutas y verduras, reduciendo el consumo de sal y alimentos ricos en grasa.

Enfermedades cardiovasculares: Afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. Pueden producir discapacidad e incluso la muerte en personas jóvenes. Consejos para prevenirlas: comer más frutas y verduras, reducir el consumo de carnes rojas, etc.

Diabetes: Es una enfermedad para toda la vida producida por la alta concentración de azúcar o glucosa en la sangre. Consejos para prevenir la diabetes: ingerir verduras y frutas, mantener el peso normal y realizar deporte frecuentemente.

Consejos para reducir el riesgo de enfermedades
Llevar una dieta no equilibrada puede afectar negativamente a la salud. Hipertensión, diabetes, cáncer, obesidad o cirrosis están relacionados con el abuso o carencia de algunos alimentos. Según el Gobierno de España, en el Programa Perseo (2011), existen una serie de hábitos alimenticios y actitudes, que pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas y degenerativas:

⦁ Evitar el consumo de sal: un consumo abusivo de sal aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y circulatorias.
⦁ Adecuado consumo de yodo: la escasez de yodo provoca alteraciones metabólicas durante la infancia.
⦁ Evitar la ingesta elevada de grasas: El consumo excesivo de grasas saturadas (embutidos, pastelería industrial y fritos) aumenta los problemas cardiovasculares.
⦁ Aumentar el consumo de agua: Es recomendable beber al día un litro y medio de agua.
⦁ Evitar consumir cantidades excesivas de carne: Se recomienda reducir el consumo de carne, ya que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

haz clic para copiar mailmail copiado